martes, 1 de febrero de 2011

Amor a primera vista...




Estos son los dos caballetes que se ha construído mi marido.
Primero hizo el de sobremesa, y como no le resultó difícil, se animó con el grande.
Yo tenía pensado regalárselo para Reyes, pero él no quiso, ya tenía la idea de hacerselos, así que compró unos listones y se puso manos a la obra, como herramientas no le faltan, (es que es muy manitas) ha estado tan contento, dibujándolos, midiendo y cortando.
Y así le han quedado. El pequeño ya está pintado, al grande todavía le falta ese paso.

7 comentarios:

maritza dijo...

Carmen, los caballetes le quedaron fantásticos a tu marido. Me imagino lo que disfruta pensando cómo hacer los trabajos y luego fabricándolos!!! Un besote

corapensa dijo...

!Artista y además apañao! felicidades

hilary dijo...

Hola Carmen!
Que ilusion tu comentario, veo que en tu casa no parais, entre tu marido y tu vaya compendio de manualidades!!! Tu espejo, genial, los caballetes, los cuadros, las labores....felicidades!
Leete el libro, te gustara! Un saludo

Blanca dijo...

Además de un buen pintor también es un artista con la madera.¡Están muy bien los dos tamaños!!!
Bss

rosa mis vivencias dijo...

Cuando se tienen manitas uno se atreve con todo y,eso es lo que os pasa a los dos, que cualquier manualidades en vuestras manos se quedan pequeñas,porque hacéis maravillas, con la pintura y con el Patchwork,ENHORABUENA a los dos.
Un abrazo.
Rosa.

Marieta dijo...

Genialesss, ahora ya no hay escusa para seguir elaborando preciosos lienzossss

besissstoss

Conral dijo...

Carmen, qué manitassssssssss. Dile a tu marido que yo quiero uno de sobremesa como el suyo!!! jaja
Se ve que piensa seguir dedicándose a pintar y claro que sí, que lo hace muy bien!!!!
Un abrazo
Conchi