jueves, 9 de febrero de 2012

El tiempo mientras tanto...



La novela comienza con esta frase: “La mujer que va a morir y no lo sabe, o quizá sí, tiene los ojos cerrados, el cuerpo rígido, las manos abiertas, los dedos extendidos”. Se trata de María José, una mujer sin suerte, que está en coma tras sufrir un accidente. El relato empieza con el desvelamiento del final, tomando una estructura circular en la que María José, inmóvil en el hospital, ocupa el lugar central al que van acudiendo las personas que tuvieron importancia en su vida: su madre Pilar, su padre Paco, su amiga Marga, su ex marido Joaquín.
Un coma que dura varios meses, preludio de una muerte segura, es una situación trágica que causa inmenso dolor, conmoción, sensación de irrealidad y desespero, y provoca, también, en las horas de compañía al lado de la moribunda, la inmersión en el recuerdo, el análisis de la relación de cada uno con ella e, incluso, el balance crítico sobre la existencia personal. Despierta las conciencias. Surge la culpabilidad, la impotencia ante el tiempo agotado, lo que, a su vez, incrementa el sufrimiento. De esto trata “El tiempo mientras tanto”, un título metafórico y adecuado, aviso de que, en cualquier circunstancia, el tiempo, tasado e inconmovible, sigue consumiéndose. Una historia triste (o varias historias tristes), humana, que evidencia la complejidad del individuo, la lucha titánica que tiene lugar en el interior de cada cual entre lo que siente y lo que manifiesta, lo que quiere y lo que consigue, la alegría que aparenta y las frustraciones que soporta, haciendo hincapié en la tendencia al empecinamiento en el error o abulia para cambiar de rumbo que es lo mismo que la desidia para reconocer ante otros el fracaso personal.

Novela de pocos personajes que comparten por igual el protagonismo y sobre cuya personalidad y conducta profundiza la voz omnisciente que nos cuenta sus vidas, con una prosa limpia, diálogos vivaces y escenario valenciano. Invita a la reflexión, otro ingrediente del placer de leer.
Un libro que a pesar de parecer muy triste me ha gustado, según se va desarrollando, se les va tomando cariño a los protagonistas.

8 comentarios:

mypatchworkantahkarana dijo...

Graciassssss ... por esta información .. siempre es bueno saber un poquito de un libro y este por lo que cuentas tiene muy buena pinta ... mil gracias y besotessss

Maria Cuenca dijo...

vale otro libro para apuntar en lista de interesante gracias .maria, un saludo

maritza dijo...

Parece muy interesante este libro. Me imagino que es de los que no paramos de leer hasta que no lo hayamos terminado. Un besote cielo

Tatty dijo...

Es un libro que tengo bastantes ganas de leer desde hace tiempo, me lo han recomendado varias personas y parece interesante
besos

Ana dijo...

Tus reseñas hacen que mi lista de libros pendientes aumente.
Besinos

hilary dijo...

Hola Carmen
Pues me has dejado con muchas ganas de leer este libro.Lo buscaré. A cambio te recomiendo uno que acabo ahora y quizás conozcas, quizás no.
Se llama SEDA de Alessandro Baricco. Precioso, el amor en forma de fábula.
Un beso

Floreal dijo...

Que bueno cuando se encuentra uno de esos libros que invitan a reflexionar, éste tiene esa pinta. Muy buena reseña!

Blanca dijo...

Parece interesante, Carmen...ahora creo que no estoy en el mejor momento para leerlo, tomo nota para otra ocasión.
Bss