domingo, 15 de abril de 2007

calentita y agradable...


Cuando se sienta uno en el sofá apetece tener algo a mano para taparse un poco, porque igual nos ronda el sueño y mejor nos encuentra arrebujaditos y confortables.
Esta manta se fué hace 2 años a casa de una amiga, la cosí a máquina y la acolché toda a mano, es un modelo que me gustaría repetir en otros tonos y cambiando de sitio todas las piezas, vamos que no se pareciese en casi nada.

1 comentario:

Ana dijo...

Una obra de arte. A que me me voy a tener que poner a jugar con telas. La combinación de colores es preciosa.