miércoles, 29 de junio de 2011

El abanico de Seda





La historia nos la cuenta Lirio Blanco, y nos recuerda como disfrutaba cuando podía correr libre y meter sus pies en un arroyo. Pero alguien les dijo a sus padres que la pequeña tenía unos pies especiales, serían unos lotos perfectos.
Y esto era una gran oportunidad para su familia, que entonces podría casarla con alguien encumbrado.
El libro muestra bien el ambiente que se vivía en esa época y sus costumbres. Una tradición terrible era deformar los pies para que parecieran “lotos”.
Además los hombres adoraban esos pies pequeños, y fueron por siglos el distintivo erótico femenino. Los lotos dorados –pies diminutos- se conseguían tras varios años de horribles sufrimientos.
La autora –Lisa See- nos introduce en la historia de la mujer china ambientada en el siglo XIX, cuando las estrictas costumbres orientales hacían de la mujer un objeto de sumisión total en favor de la familia, de las necesidades del hombre y, posteriormente de las mujeres dominantes de la casa. Este libro nos cuenta la historia de la amistad de dos niñas, Lirio Blanco y Flor de Nieve, en una pequeña aldea de China a principios del siglo XIX donde las mujeres solían pasar de la tutela del padre, a la del marido y de ahí a la del hijo. Cuando se casaban abandonaban la casa natal y si la suegra no las quería, las maltrataría, y si no se habían casado con el hijo mayor, la esposa de éste podía también mandar sobre ellas.
El único lugar donde podrían encontrar cariño, comprensión y amistad, era en una “loatong” (almas gemelas) un vínculo más fuerte que cualquier otro, incluso el matrimonio, una unión sagrada de almas para toda la vida. Una mujer con quien se hermanaban y se comunicaban a través de una escritura, llamada Nu Shu solamente conocida por las mujeres.
------------------------------------------------------------------------------------
Lo he leído muy a gusto, desde el principio me sentí interesada, y no encontraba momento de dejarlo, en cuanto tenía un ratito libre iba a por él. Aunque a veces se pone la piel de gallina leyendo ciertas escenas... sin embargo diré que me ha parecido un relato maravilloso porque su autora describe las vidas de los personajes con una mezcla de dulzura y resignación, claro que vista desde nuestros días nos parece una cultura incomprensible.
Que conste que durante el tiempo de lectura me he mirado los pies muchas veces.
-------------------------------------------------------------------------------------

7 comentarios:

corapensa dijo...

!Yo quede impactada de como vendaban los pies a las mujeres y todo el proceso. pero es una novela preciosa

Nanny en Bilbao dijo...

Una historia preciosa, Carmen, e impactante. Más por lo que sugiere que por la información morbosa y detallada que se podría esperar. La autora hace un relato muy especial de unas circunstancias muy especiales, y no se regodea con escenas escabrosas, aunque bien podría haberlo hecho.
Ya no tengo el archivo de imágenes que me envió una amiga cuando ambas coincidimos en la lectura. Pero era de poner los pelos de punta.
A mi también me enganchó de principio a fin, y lo leí en un 'volao'. Magnífica recomendación.
Unos besos grandes.

Blanca dijo...

Coincidimos, Carmen.
Yo también le dediqué una entrada en mi blog y contaba que me había atrapado desde el primer momento.
Me gusta mucho que nos cuentes los libros que lees.
Bss

pepa dijo...

Carmen guapa.Si pasas por n uestro blog te encontraras con una sorpresita que lleva tu nombre.Muchos besos de PepayCarmela
http://lasalitadepepaycarmela.blogspot.com/

Blanca dijo...

Hola Carmen,
Voy a releer "El viejo que leía novelas de amor" no lo recuerdo mucho ...si me parece adecuado será una de las lecturas para el club de lectura del cole. Creo que también les podría gustar el que comentas en tu blog"Ibrahima y las flores del corán", tengo que buscarlo para leerlo.
¡No te canses mucho con las obras!!!
Buen domingo.
Bss

carmen dijo...

Eres buena Carmen haciendo de comentarista literaria, este me lo pido para ya.
Besitos.
Carmeta

beatriz dijo...

Me encantó cuando lo leí.
Que tengas un verano estupendo!!