jueves, 30 de octubre de 2014

¿Llegará el frío?

Aunque seguimos teniendo muy buenos días, mi hija M. ya se ha preparado con este poncho, porque el frío ha de venir y yo creo que no tardará. Después de terminar la manta para la boda de su amiga, comenzó con las lanas y el ganchillo, y francamente le cunde bastante.
Bueno, pues a esperar que cambien las temperaturas para estrenarlo.

jueves, 23 de octubre de 2014

Haciendo punto.

He aprovechado dos rellenos de cojín alargados y los he forrado con lana, como la textura de los ovillos eran con nuditos, solamente he hecho el punto sencillo y cerrados con cremallera, para facilitar el quita y pon.
Una nueva forma de seguir haciendo cojines -que es lo mío- A mi hija le han gustado y los luce sobre una cama.

sábado, 18 de octubre de 2014

De la huerta a casa.





Javier acaba de traer estas cestas llenas de productos riquísimos y voy a ponerme a trabajar con ellos. Estos días está recolectando también los membrillos, y las almendras, y dice que seguramente en noviembre ya habrá que empezar con las olivas, así que trabajo no le falta, pero como le encanta el campo está muy a gusto.¡Que bien sabe todo lo casero! ¿A que sí?

jueves, 16 de octubre de 2014

El número ochenta y cuatro.

¡Hola! Aquí os traigo una labor que he terminado hace unas semanas, ¡¡Es un nuevo cojín!! Si, que raro, yo haciendo cojines, ¿Verdad? El de la derecha ya lleva tres años en casa de mi hija, y ahora quería la pareja. El nuevo está a la izquierda. Todavía tenía algunos trozos de telas de entonces y las demás han sido novedad, pero creo que han quedado bastante bien conjuntadas.
Ya sabéis que las amantes del patch guardamos todos lo cachos, y veis que bien me han servido?

miércoles, 15 de octubre de 2014

De Miguel Delibes.


 Eugenio es un solterón castellano y periodista jubilado, que entabla correspondencia con una viuda sevillana, a través de una revista sentimental. Esta novela nos habla, con sutil ironía, del amor, la esperanza o la vida costumbrista de su personaje principal y nos convierte en destinatarios de la confesiones de ese peculiar sexagenario y en cómplices privilegiados del sorprendente desenlace de su historia.
Un pequeño libro que he leído muy a gusto, porque ironía y notas humorísticas no le faltan a pesar del dramatismo del argumento. Y es que Eugenio no es perfecto, o mejor dicho es la perfecta imagen del antihéroe, maniático, achacoso, poco atractivo físicamente..., quizá no es el hombre que una mujer desearía para rehacer su vida, pero su sinceridad se gana la simpatía del lector.
Un libro totalmente recomendable, de un autor sensacional.



  
   

jueves, 9 de octubre de 2014

Otra lectura.

Deseo de chocolate es una historia muy entretenida que destaca sobre todo por la destreza narrativa de la autora. No la conocía pero voy a buscar otros títulos suyos.  
Comienza con una chocolatera preciosa hecha pedazos y se remonta atrás en el tiempo. 
La historia de tres mujeres, en tres siglos distintos que viven en la misma ciudad y cuya vida está muy relacionada con el chocolate.
Sara, propietaria de un apellido que en Barcelona es sinónimo de chocolate, muy orgullosa de continuar con la tradición heredada de sus padres. Aurora, hija de una sirvienta de una familia burguesa del siglo XIX, para ella el chocolate es un producto prohibido, y Mariana esposa del fabricante más famoso del siglo XVIII, que abastece a la corte francesa.
Una novela que se lee rápidamente, espero que os animéis con su lectura.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Un cerdito...


Hola!  Aquí tenemos uno nuevo cojín, es un regalo para Teo, un peque muy gracioso, que cumple 1 añito. Ya llevaba mucho tiempo sin hacer cojines y me apetecía hacer uno. Los encuentro confortables, y si son infantiles graciosos, se hacen pronto y me parecen un regalo muy apropiado, porque también adornan la habitación. Este mide 50x50 cm.